“Así Dios ha dispuesto los miembros de nuestro cuerpo, dando mayor honra a los que menos tenían, a fin de que no haya división en el cuerpo, sino que sus miembros se preocupen por igual unos por otros.”
– I Corintios 12:24b-26 NVI

Al pueblo LGBTQIA les compartimos lo siguiente:  Estamos muy consientes del daño que ésta sesión de la Conferencia General les ha causado.  Una vez más vemos como la Conferencia General los ha hecho un asunto en lugar de reconocer que Uds. son parte del cuerpo de Cristo.  Hemos hablado de Uds. en lugar de hablar con Uds.  Uds. son nada menos que preciosas criaturas de Dios.  Uds. nos ayudan a vislumbrar la cara de Dios.

No los hemos abandonado.  Vemos su sufrimiento.  Estamos en solidaridad con Uds.

Para el pueblo Metodista en el Oeste compartimos que seguimos orando y trabajando para discernir el futuro que Dios tiene para nosotros.  En las semanas por venir habrá conversaciones en cada una de nuestras conferencias sobre las acciones de la Conferencia General.  Por favor participen en esas conversaciones.  La voz de cada uno de nosotros es importante en nuestros esfuerzos de serle fiel a nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

El compromiso del Oeste es de buscar toda buena manera de incluir a toda criatura de Dios en la misión y ministerio de la iglesia.  Ninguna persona debe ser excluida de la comunidad que Cristo está formando!

No seremos aquellos que cortan y rechazan una parte del cuerpo de Cristo ni dejaremos que una parte siga cargando la cruz del pecado del rechazo en la Iglesia Metodista Unida.

Nuestro compromiso con la diversidad está basado profundamente  en las Escrituras y en nuestra tradición wesleyana. Estamos comprometidos a ser una sola iglesia valiente en misión y en ministerio, incluso con nuestras comunidades étnicas y marginadas. Priorizamos este trabajo porque Jesús priorizó este trabajo en su vida y ministerio.

A las personas conservadoras en nuestras congregaciones queremos decirles que Uds. que somos una sola iglesia, conservadores y progresistas, hermanos en Cristo. Les queremos afirmar que la Jurisdicción del Oeste comprende que la diversidad en sus múltiples formas, no como algo meramente tolerado, sino tal variedad es un regalo de Cristo que enriquece nuestra vida común como discípulos de Jesucristo. Estamos comprometidos a esforzarnos “por mantener la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz.” (Efesios 4: 3) NVI

No queremos vivir separados de Uds., sino que nos gustaría quedar en una sola iglesia y seguir trabajando a ser un solo cuerpo en un solo Espíritu. (Efesios 4:4)

A colegas de la Iglesia en otras regiones compartimos con Uds. que en el Oeste estamos comprometidos a seguir siendo un hogar para toda criatura de Dios dónde nos reunimos todos alrededor de una mesa de reconciliación y transformación.  No vamos a salir. Estamos deseosos de estar en conversación con otros en la Iglesia Metodista Unida que comparten nuestro compromiso de ofrecer un hogar para todos los hijos e hijas de Dios. 

Nos hemos comprometido a trabajar en coalición con otros para encontrar una manera de vivir nuestra fe con integridad a raíz de la reciente y confusa Conferencia General.

El Liderazgo de la Jurisdicción del Oeste se reunirá en dos semanas. Entre ahora y entonces, continuaremos orando, escuchando y discerniendo hacia dónde nos conduce el Espíritu.

Visítenos en westernjusrisdictionumc.org  para unirse a nosotros en el diálogo, la búsqueda y la invitación a medida que avanzamos para abrazar la vida abundante que Dios ha querido para cada uno de nosotros.   

Sigamos orando y trabajando por la iglesia que Cristo sueña para nosotros.

%d bloggers like this: